El terror del ojo que graba: Tesis, de Alejandro Amenábar

Por Belinda Lizeth de la Torre

En 1996 se estrenó la cinta cinematográfica Tesis, escrita y dirigida por el chileno Alejandro Amenábar cuando apenas contaba con 24 años de edad, y producida por el español José Luis Cuerda. El filme tuvo una notable recepción, tanto de la crítica como del público español, y marcó el inicio de una brillante carrera para Amenábar, quien pese a su juventud, se hizo merecedor de premios Goya, Óscar y Globos de Oro. El argumento de Tesis es tan formidable como contundente, arriesgándose a abordar un tema tabú en la sociedad española de los años 90: las cintas snuff.

El rodaje comienza con la toma extendida del pasillo interior de un vagón de metro, en Madrid, España. Ángela (Ana Torrent) es obligada a descender, junto con el resto de los pasajeros, porque un horrible accidente ha ocurrido: un hombre murió atropellado por el tren metro. Ella, como los demás, siente el deseo de mirar hacia las vías, de observar el cuerpo destrozado. Siente el entrañable, y acaso innato, deseo mórbido de contemplar al sujeto sin vida, a su corporalidad despojada de animación. Es obligada, sin embargo, a abandonar el sitio. A partir de ese momento, se implanta en su mente algo que persistirá al tiempo: el merodeo de la muerte, el morbo y el extraño desapruebo que encuentra en la sociedad, siempre juzgante, hacia aquellos que se atreven a indagar en el tema.

Encausada por ese anhelo disfrazado, Ángela decide realizar una tesis que hable sobre la violencia audiovisual, y para ello, aborda a un solitario e inadaptado estudiante conocido como ‘Chema’ (Fele Martínez) quien, obsesionado por las cintas violentas, el Gore y la pornografía, le proporciona material para su trabajo. Juntos, Ángela y ‘Chema’, estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Información, descubren el fenómeno de las cintas snuff, la enorme recepción que tienen y el negocio redondo que hay dentro de la misma universidad con estos filmes.

Por medio de los esquemas narrativos típicos de una novela detectivesca o filme de suspense, los protagonistas, a través de pistas y escenarios comunes, buscan desenmascarar a quien asesinó a una antigua amiga y compañera suya, reconocida por ‘Chema’, siguiendo los rastros que el psicópata ha dejado tras de sí. El clímax llega cuando reconocen en la videoteca universitaria a una organización secreta que produce y distribuye las películas.

tesis 2

Amenábar engancha al espectador utilizando una compleja condición humana: la de sentirse atraído por imágenes perturbadoras y agresivas, el tipo de escenas que nos harían cubrir los ojos con las manos, tratando de huir de lo inevitable. El deseo y la curiosidad por observar eso que nos pueda producir asco, incomodidad o disgusto, es más poderoso. Ángela simboliza ese deseo. En ella el público se siente identificado. Ella representa un sentimiento reprimido que, como el mundo que nos rodea también nos observa, intentamos esconder a toda costa. ‘Chema’, por su parte, es el transgresor, el que no teme tocar las fibras sensibles de la sociedad. A través de su voz, el filme logra un toque sarcástico, humorista, y a la vez mordaz, que ridiculiza la supuesta ‘repugnancia’ que siente Ángela.

Alejandro Amenábar fue consciente de la negación reinante por las cintas snuff en la audiencia, y utilizó esto a su favor para que el espectador las descubriera en el filme, para que el público pudiera experimentar la misma confusión y curiosidad que sintió Ángela. A la par de los personajes, nos vemos tentados a dudar de la culpabilidad del principal sospechoso, y del papel de las personas implicadas en ese submundo. Es ésta una herramienta distractora, como en todo caso detectivesco, para crear mayor intriga y emoción en el público.

Además del balance entre el humor y el suspenso, Tesis contiene escenas bien logradas, movimientos de cámara sutiles y la superposición de escenas ‘amateur’, capturadas cual si fueran de los estudiantes, con tomas sumamente elaboradas. Pronto se cumplirán veinte años de su estreno, y la película sigue siendo vigente, la temática mantiene su impacto porque la naturaleza curiosa del ser humano, que sirve como eje de trama, cada vez se agudiza más. Tesis es la concentración del humor negro, del morbo generalizado, del amor y el desamor, de la intriga y el desconcierto en la alocada sociedad española de los años 90.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Cqv7Vupho9I]