Deadpool: Instrucciones para hacer un filme inteligente de superhéroes burlándose de ellos

Por Adrián Ávila / @nicolaiwebster

No me esperaba nada de Deadpool, ni siquiera pensaba que alguien se aventurara a producir algo con ese personaje de culto. Tampoco me declaro fan del cómic. Conocía lo elemental por un par que había leído y los comentarios de mis amigos Eduardo, Cristina y Paris. Sin embargo, después de pasar casi dos horas frente a la pantalla grande, agradezco la presión del público porque se realizara el largometraje, pues por fin Tim Miller ha hecho una película de superhéroes que se siente honesta y falta de pretensión.

Desde los créditos iniciales, se explotada la mayor virtud que tiene el superhéroe creado por Rob Leifeld y Fabian Nicieza en 1991. En el cómic, Deadpool sabe que está dentro de un cómic; en Marvel vs Capcom 3, sabe que está dentro de un videojuego; en la película, sí bueno, es muy obvio. En lugar de presentarnos el nombre de los miembros de la realización con solemnidad, se alude a sus defectos, virtudes o clichés, los productores son unos «asshats», Ryan Reynolds, el perfecto idiota de Dios; un villano británico, una chica sexy, el personaje principal es un CGI y «los verdaderos héroes de la película» son los escritores, Rhett Reese y Paul Wernick.

pool2

En menos de un minuto, la película ya establece el humor sarcástico, la acidez y una relación con el público. Deadpool es un personaje complicado, pero que tiene muchas libertades por encima de otros, y esto lo supieron hacer porque lo dejaron suelto. Es romántico cuando quiere, violento, sádico incluso, gracioso e inteligente. Rompe la cuarta pared, pero no exagera de este recurso, lo aplica en instantes precisos para que no parezca chocante. Sabe cuándo dirigirse al público, hacer chistes sobre el mundo real, es natural, como el hecho de que Reynolds use una máscara de Hugh Jackman, se mofe de otras películas como 127 horas o Búsqueda implacable o de la posible homosexualidad entre Batman y Robin.

Y no, no trato de ser homofóbico, pero menciono esto porque Deadpool mismo se burla del cuidado que se tiene hoy en día para no ofender a nadie en los discursos masivos. Una de mis escenas favoritas es cuando está peleando con una mujer y advierte que puede ser mal visto si la golpea, o bien ser acusado de sexista por no hacerlo. El hombre de la máscara roja decide sólo darle un balazo porque es simplemente una película.

pool4

Tim Miller no sólo tuvo el ingenio de hacer una serie de cortometrajes previos a Deadpool que le dieron el prestigio necesario para dirigir al mercenario de rojo, sino que supo colocar a Ryan Reynolds en su lugar. Uno se sorprende de ver cuánto carisma puede tener el hombre, qué tan natural le sale el papel, ser gracioso y bromear a cada instante sin aturdir el ritmo del largometraje.

Ryan Reynolds era mi problema principal. Cuando vi el tráiler por primera vez, no podía olvidar su horrible participación como Deadpool en Wolverine Origins, ni que había arruinado a uno de los personajes más interesantes del universo DC, Linterna Verde. Pero después de ver Deadpool, descubrí que había sido un problema de los directores por haberlo elegirlo para interpretar, en el primer caso, a un Deadpool con menos carisma que Kristen Stewart, y en el segundo al capitán ñoñés.

De esto surge otro atino de los guionistas, quienes conocen al público, están enterados de los fracasos de Reynolds, de las limitaciones de presupuesto y lo recuerdan en cada oportunidad posible. La película se ríe de sí misma, pero no cae en lo patético, al contrario le da fortaleza y carisma al personaje, uno termina por preocuparse por él. El instrumento de nuestra diversión se convierte en alguien con quien uno quisiera salir a fiestear.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ZIM1HydF9UA]

La película es completa, romántica, violenta, sarcástica, dejan al héroe ser antihéroe. Deadpool se caracteriza por no querer ser un héroe y la película se empeña en no ser una película de héroes. Y entre tanta violencia y ternura, el equilibrio se logra con un soundtrack. La primera escena abre con una toma congelada de un accidente automovilístico. Vemos los horrores acompañados de la balada «Angel of the morning» de Juice Newton, pero cuando la película requiere adrenalina, aparece DMX con «X Gon’ Give it to ya», y si se pone romántica, Wham con «Careless Whisper». Incluso tiene un rap interpretado por Teamheaddick que va con el personaje como la Marcha Imperial con Darth Vader.

Deadpool es una de las mejores muestras no sólo de cómo hacer una película de héroes, sino de cómo construir y respetar el carácter de un personaje. El largometraje se construye sobre él mismo. A muchos les molestó ver a Superman asesinar a Zod en la versión de Zack Snyder porque no cuadraba con el personaje, pero cuando vemos a Deadpool disparar a su enemigo a pesar del discurso de Coloso, nos parece hilarante porque no sólo respeta al antihéroe, sino a sus seguidores.

pool3