Ritual Spirit de Massive Attack, el maduro retorno a los orígenes

 

Por Adrián Ávila / @nicolaiwebster

Después de ver partir a David Bowie, Lemmy Kilmister, John Bradbury, Scott Weiland y otros artistas en los últimos meses, pareciera que la escena musical de 2016 estará llena de huecos, sin embargo, el año ha comenzado con algunas buenas noticias. LCD Soundsystem se reunirá para dar una gira y un nuevo álbum, Radiohead hará algo similar, la banda nacional, Titán se presentará en el Ceremonia 2016, y Massive Attack acaba de sacar un EP donde demuestran una vez más su calidad musical, Ritual Spirit.

Massive Attack es una de esas bandas complejas. Durante los años noventa reinventaron, definieron y dieron amplitud al trip-hop, influenciaron en el género y retomaron diferentes estilos musicales para armonizarlos en obras maestras, Blue Lines (1991), Protection (1994) y Mezannine (1998). Sin embargo, tuvieron diferentes problemas internos que separaron a los miembros originales, Daddy G y Andrew Vowles dejando a Robert «3D» Del Naja solo en 100th Window (2003), un álbum claustrofóbico. Para 2010, Del Nadja y Daddy G, junto a otros colaboradores como Damon Albarn, Adrian Utley y Tunde Adebimpe, lanzaron Heligoland, un colectivo que simplemente demostró la capacidad de Massive Attack para organizar diferentes talentos en un propósito afín, la música.

A pesar de todos estos pormenores, la banda originaria de Bristol supo mantener la calidad en sus lanzamientos sin perder el estilo primario, e incluso atrayendo público joven. No fue casualidad que en el 2014 fuera de las bandas más esperadas en nuestro país. Por ello, aunque sea sólo un EP, Ritual Spirit representa un momento importante en la música. Con sólo cuatro canciones, Del Nadja y Daddy G imponen el potencial sonoro y la inteligencia de conformar un álbum.

massive_attack_-_ritual_spirit_ep_1024

El EP comienza con «Dead Editors», en la cual cuentan con la participación del rapero londinense Roots Manuva, quien ejecuta sus rimas encerrado en una atmósfera cerrada y densa que recuerda al 100th Window, pero con un ritmo menos sosegado. Esto deja en claro una iniciativa que Daddy G tuvo al reunir la banda, «bring the black back to Massive Attack». Y lo logra porque en las cuatro canciones lo encontramos un retorno a los orígenes.

También es el caso de «Ritual Spirit», una canción con la colaboración del productor y músico londinense Azekel Adesuyi, porque a pesar de tener esa esencia minimalista del trip hop y los breakbeats, la voz suave y la sutileza de la guitarra le dan un toque de soul y jazz que complementan al dúo británico.

En «Voodo in my blood» se encuentra una colaboración complementaria con Young Fathers, a quienes Del Nadja llegó a nombrar como «la mejor banda del mundo en el momento». Y aunque esto último puede estar en tela de juicio, lo cierto es que con esta canción demuestran la calidad de mezclar su hip-hop un tanto popero con el trip hop.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=hWSt_q7M3zI]

Pero el plato fuerte del EP, y casualmente la canción con que cierra, es donde participa uno de los primeros colaboradores del Blue lines, Tricky. Hace dos años este rapero británico sacó un álbum que dejó un poco decepcionados a sus fans. El problema fue la ambición de generar un álbum sin tener la calidad suficiente para mantener el mismo potencial en cada una de las pistas y asi lograr algo redondo. Massive Attack son inteligentes como productores y músicos, por algo sacan apenas 4 canciones, un EP sencillo, pero que se queda en la memoria.

«Take it there», pieza que corona a Ritual Spirit no es sólo el esperado retorno de Tricky con la banda, es también el retorno de Massive Attack con Tricky. En este punto el álbum cobra mayor fuerza porque desde el primer acorde de piano, reconocemos la madurez de los músicos para crear una de las mejores canciones de sus carreras sin desapegarse de sus orígenes. Los cambios sutiles en la voz y el ritmo, la melancólica armonía complementando la voz de los raperos, 3D y Tricky, e incluso, aunque no sustancial para la música, el excelente video de Hiro Murai con la actuación estelar de John Hawkes, hacen de este sencillo un hit elemental para cualquier fanático de la banda y el género.

Massive Attack saldrá de gira por el Reino Unido y aunque presenten las cuatro canciones de su EP, no hará falta más, pues cuentan con un repertorio suficiente para deleitar a su público. Ritual Spirit no es algo original, pero sí una mezcla de todo lo que ha hecho Massive Attack a lo largo de los años, una especie de extensión de su obra, pero la cual no parece estar de sobra, sino como complemento. Ritual Spirit es la mejor manera de hacer presente el potencial que aún conserva una de las mayores instituciones de la música.

massive-attack