Psyence Fiction, el afortunado momento en el que el hip hop, la electrónica y el trip hop se alinearon

Por Adrián Ávila / @nicolaiwebster

Hay pocos álbumes que marcan un antes y un después en la escena musical popular. Entroducing (1996) de DJ Shadow, se encuentra en ese selecto grupo. El músico californiano había llevado el hip hop y la electrónica a niveles de armonías complejas deslumbrando la escena de ese entonces con canciones como la violenta «Number Song», la apacible «Midnight in a Perfect World» y la compleja «Stem/Long Stem».

El reconocimiento no se hizo esperar, con lo que la expectativa surgió entre un público ansioso por más. Sin embargo, aunque DJ Shadow estuvo trabajando en sencillos y remixes, no fue sino hasta que ayudó a James Lavelle y Tim Goldsworthly en su proyecto UNKLE, que se sintió una respuesta en calidad musical. Éste había surgido en el Reino Unido desde 1994. En un inicio fue autodenominado como trip-hop por parte de sus fundadores, pero con la participación de DJ Shadow como productor de álbum debut, Psyence Fiction (1998) el proyecto se amplió hacia la electrónica, el downtempo y otra serie de géneros.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=nsg1y2ZrPfA]

El álbum es uno de los mejores dentro de su estilo, no sólo por la participación de celebridades como Thom Yorke, Badly Drawn Boy, Alice Temple o Richard Aschcroft (The verve), sino por su redondez. De principio a fin, nada le sobra ni le falta, aunque las canciones también se disfrutan individualmente. De entre todas sus virtudes, lo que más resaltó fue su la delicadeza musical con el cual fue trabajado y la actitud de un hip hop más sombrío con tintes de trascendentalismo en sus letras.

Basta observar la sección de DJ Shadow en el documental Scratch (2001), de Doug Pray. En el largometraje se muestra la historia del hip hop desde sus inicios. Hay entrevistas con Afrika Bambaataa, DJ Premier, DJ Qbert y otros pioneros del género. Sin embargo, hay un momento destacado: la parte de DJ Shadow buscando el sample perfecto con su mini tornamesa Playskool, en los enormes cementerios de acetatos, localizados en sótanos de tiendas de discos.

Esta minucia se puede observar en el tema más famoso del álbum, «Rabbit in your headlights». El icónico piano es apenas un fragmento de una canción de 21 minutos, «Pudding En Gisteren” (Music for ballet)» de la banda holandesa de rock progresivo, Supersister. El discurso en el cenit de la canción proviene de la cinta Jacob’s Ladder (1990) de Adrian Lyne. Además, la voz de Thom Yorke, quien estaba en la cumbre de su fama tras el éxito del Ok Computer (1997), popularizó no sólo la canción, sino todo el álbum entre un público escéptico.

De este modo, el Psyence Fiction contribuyó a ampliar el público del hip hop, la electrónica y el trip hop, pues agregó cierta calidad, utilizó artistas poco relacionados con el género y fue orquestrado por quien ya había comenzado de forma agresiva, DJ Shadow. Pues antes de ellos el hip hop, por ejemplo, estaba limitado y prejuiciado. Como parte del festejo de Warp, Lavelle se presentará el 18 de mayo en el Plaza Condesa con UNKLE Sounds, proyecto que muestra la música de la banda británica con efectos audiovisuales.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=kdQycB5I6C4]
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=MhKRFUBHnPk]