Philip K. Dick, el vendedor de discos que inventó el futuro

Por Claudia Sáenz  / @klawsaenz

 La realidad es aquello que, cuando uno deja de creer en ello, no desaparece.
Philip K. Dick

Aún no terminamos de celebrar el estreno de la primera temporada de The man in the high castle (Amazon, 2015), cuando medios internacionales nos sorprenden con la noticia de una nueva serie de televisión inspirada en los cuentos de Philip K. Dick. Se trata de Electric dreams: The world of Philip K. Dick, una producción que estará en manos de Sony Pictures Television para la cadena británica Channel 4, y que contará con la participación de Bryan Cranston (sí, el temido Walter White/Heisenberg de Breaking Bad) como protagonista y productor ejecutivo en los diez capítulos de su primera temporada.

Este proyecto pinta para ser espectacular ya que contempla profundizar en la profética visión del afamado autor de aclamadas novelas de ciencia ficción como Fluyan mis lágrimas, dijo el policía, Una mirada a la oscuridad, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y Ubik. Cada capítulo de Electric dreams será un drama autoconclusivo y se enfocará en la adaptación de algunos de los cuentos cortos de K. Dick. Los guiones estarán a cargo de un equipo creativo de guionistas estadounidenses y británicos encabezado por Ronald D. Moore y Michael Dinner, quienes también producirán la serie. Sin duda los seguidores estamos ansiosos de tener nuevas noticias de este proyecto.

A propósito de ello, resulta conveniente hacer una revisión de las adaptaciones cinematográficas y televisivas de novelas y cuentos de K. Dick. Vale la pena recordar que el oriundo de Chicago es autor de 36 novelas y 121 cuentos, pero hasta entrado el nuevo siglo, las versiones en celuloide de su obra (unas más afortunadas que otras) no pasaban de un puñado.

A lo largo de su obra el autor norteamericano examinó temas como la sociología y la política a través de sociedades dentro una realidad alternativa, en donde predominan los gobiernos autoritarios, escenarios apocalípticos y estados alterados de la conciencia, pero también revela su gran interés por la metafísica, la teología y la constante interrogante del ser humano: la pregunta por su origen y su futuro.

En esencia, los relatos de K. Dick plasman lo que fueron muchos de sus pensamientos y obsesiones, aderezados con conceptos religiosos y gnósticos, predominando su interés en el futuro de los humanos, mundos construidos a partir de distopías, la mejora de la especie, nuevas tecnologías, la pérdida de la memoria o robo de identidad, la paranoia, la esquizofrenia y más tarde su interés y adicción a las drogas. Sus universos imaginarios lo llevaron a cuestionarse sobre la realidad, el futuro, la verdad de nuestro universo y hasta qué punto era auténtico o ficción.

castle

El origen del rey elfo

¿Qué tanto pudieron predecir el futuro los relatos de Philip K. Dick? ¿Es nuestra realidad una forma de ciencia ficción o son los cambios actuales, como el climático, la globalización, las redes sociales, el estancamiento de las teorías y las tecnologías actuales las que determinarán el futuro y nos ayudarán a enfrentarlo? Aún no lo sabemos, pero sin duda los mundos imaginarios de K. Dick siguen siendo visionarios, pues traspasaron la barrera del tiempo a tal grado que trazó un futuro en el que el uso de avanzadas tecnologías define el nuevo orden, y por otro lado se adentran en la exploración de la mente humana, su alteración y el existencialismo.

Su precario estilo de vida, las experiencias de su infancia y juventud, pero principalmente sus supuestas alucinaciones y visiones mucho tuvieron que ver en la confección de temas extraños y novedosos. De acuerdo con relatos de sus profesores, a la edad de 10 años K. Dick ya mostraba talento para contar historias a través de la escritura. En 1948, cuando rondaba los 20 años, el joven Philip abandonó sus estudios y trabajó como vendedor en una tienda de discos, el único empleo que tuvo antes de dedicarse completamente a las letras. Renunciaría cuatro años más tarde con la publicación de su primer cuento, indicador de la carrera ascendente del autor. En 1955, publicó su primera novela, Solar Lottery, historia en la que el futuro, el poder de la mente, los androides y los viajes al espacio juegan un papel importante, aspectos que se volverían constantes en su prosa.

Gran parte de sus primeros cuentos fueron publicados en las populares revistas pulp de la época, como Planet Stories (publicación estadounidense especializada en ciencia ficción que fundó Fiction House en 1939), en la que por cierto también aparecieron textos de Isaac Asimov, Clifford D. Simak, Leigh Brackett y el propio Ray Bradbury. Fue hasta 1963, que los reflectores de la crítica especializada voltearían a ver al joven narrador gracias al Premio Hugo con el que fue reconocida su novela El hombre en el castillo, fue así como se ganó un espacio en el pedestal de los genios de la ciencia ficción. Pero para K. Dick las cosas en su vida personal poco cambiarían con este reconocimiento, pues seguía ganado poco por sus textos, principalmente porque las editoriales, aunque especializadas, no pagaban mucho, hecho que se vería reflejado en las finanzas del novelista hasta sus últimos días.

La invasión divina: historias dickianas a la pantalla

1. Blade runner (1982)
El verdadero salto a la fama de Philip K. Dick llegaría con la primera adaptación al cine de una de sus obras. Me refiero a Do Androids Dream of Electric Sheep? (1968), novela corta clasificada (of course) en el género ciencia ficción y en el subgénero cyberpunk; ésta sería la fuente de inspiración para Blade Runner, película dirigida por el británico Ridley Scott, y estrenada poco después de que K. Dick murió. Lamentablemente no alcanzaría a presenciar su estreno.

En Blade Runner, la trama ocurre en una distópica ciudad de Los Ángeles de 2019, en la que un comando de policías llamado Blade Runners, encabezado por Rick Deckard (Harrison Ford), tiene la misión de eliminar a los androides Nexus 6, también conocidos como «replicantes» (similares a los seres humanos pero más fuertes y carentes de emociones), considerados ilegales en la Tierra tras perpetrar un violento amotinamiento en el planeta Marte.

Aunque la película no se basa fielmente en la novela mencionada de K. Dick, sí retoma varios de sus elementos. Hoy es considerada una obra de culto y una de las grandes adaptaciones del trabajo del escritor, aunque tras su estreno fue duramente criticada por la prensa especializada.

bladerunner

2. Total recall (1990) 
Más conocida en la región latinoamericana como El vengador del futuro, se trata de la segunda película que se realizó a partir de una historia de Philip K. Dick. Para ser exactos se inspiró en «We Can Remember It for You Wholesale», un breve cuento publicado en 1966 en la revista The Magazine of Fantasy & Science Fiction.

Dirigida por Paul Verhoeven, Total recall narra la historia de Hauser (Arnold Schwarzenegger), un hombre aparentemente fastidiado de su rutina que, para darse un respiro, acude a una agencia de entretenimiento virtual que implanta recuerdos artificiales, en donde le cambiarán la identidad por la de un agente secreto llamado Douglas Quail. La trama se torna más interesante cuando Hauser descubre que en realidad sí es un agente encubierto del gobierno al que quieren matar por los secretos que conoce.

totalrecall

3. Confessions d’un Barjo (1992)
La adaptación al cine de Confesiones de un artista de mierda llegaría de la mano del director y guionista francés  Jérôme Boivin. Barjo es un hombre excéntrico que gusta de realizar experimentos científicos, quien un día incendia accidentalmente su casa y se ve obligado a mudarse a casa de su hermana gemela, la impulsiva Fanfan, quien está casada con Charles “el Rey de aluminio”. A través de Barjo vemos el desarrollo del conflicto y la tensión sexual entre Fanfan y Charles, y el descenso de él a la locura. La película muestra algunas variables constantes en la obra de K. Dick como son la obsesión, el comportamiento destructivo del ser humano, el fin del mundo y la locura.

Philip K. Dick escribió la novela en 1959 pero fue publicada hasta 1975, y curiosamente éste es sólo uno de sus muchos textos que no son considerados de ciencia ficción.

4. Screamers (1995)
Asesinos cibernéticos es un largometraje inspirado en «Second Variety», un relato corto que cuenta la misión que tiene el oficial Hendricks, un soldado estadounidense que, tras la extraña llegada de un emisario soviético a su búnker, se ve obligado a adentrarse en un campo de batalla infestado de robots asesinos. El mensaje de dicho emisario pide a las Naciones Unidas enviar a un oficial a las trincheras soviéticas para pactar el fin de la guerra nuclear que han lidiado por largo tiempo.

La adaptación cinematográfica no es cien por cierto fiel al texto, pero respeta la esencia del mismo. Fue dirigida por el canadiense Christian Duguay, mientras que el oficial Hendricks es protagonizado por Peter Weller, actor conocido por dar vida a Robocop en la versión original del ya mencionado Verhoeven.

5. Impostor (2001)
El infiltrado es una película estelarizada por Gary Sinise, Madeleine Stowe y Vincent D’Onofrio, dirigida por Gary Fleder, director, guionista y productor estadounidense. A diferencia de los otras adaptaciones, ésta es una de las más fieles al texto de Philip K. Dick, un cuento corto publicado en 1953 que cuenta la historia de Spence Olham, quien se enfrenta a un colega y es acusado de ser un androide impostor diseñado para sabotear las defensas de la Tierra.

6. Minority report (2002)
Dirigida por Steven Spielberg y con las actuaciones de Tom Cruise y Colin Farrell, es una película basada en un cuento del mismo nombre; el argumento en ambos casos es sobre la especulación acerca de la predestinación y la posibilidad de alterar el futuro si éste se conoce de antemano; la trama gira en torno a tres mutantes (dos hermanos gemelos varones y una mujer), que tienen habilidades para predecir el futuro, son llamados los Precognoscientes o precogs, y son utilizados por la policía para predecir crímenes y evitarlos. En esta historia de Philip K. Dick encontramos contantes como la adicción a las drogas y la predicción del futuro.

minority

 

7. Paycheck (2003)
Es un relato corto escrito en 1952 y publicado un año después, para su adaptación al cine se conservó el título original. Fue dirigida y producida por el experimentado realizador chino John Woo, y protagonizada por Ben Affleck, Aaron Eckhart y Uma Thurman. Dentro del argumento hay un elemento que pocas veces vemos en la obra de K. Dick, el amor, el cual determina en gran medida el curso de la historia del personaje principal, además figura la manipulación de la mente y la eliminación de la memoria.

La trama se centra en Michael Jennings, un genio famoso en todo el mundo por sus proyectos especializados para corporaciones de alta tecnología. Cuando termina un trabajo, al que le dedica tres años de su vida, le borran la memoria para no revelar los secretos de la compañía, y en lugar de la jugosa paga que esperaba sólo recibe un sobre lleno de objetos sin valor. Como su memoria ha sido borrada Jennings no puede defenderse, sin embargo no tardará en descubrir que los objetos que le dieron son pistas sobre su pasado. Con la ayuda de Rachel (Uma Thurman), la mujer de la que está enamorado y con quien ha trabajado en el proyecto, Michael emprende una carrera contrarreloj para resolver el acertijo que revelará su pasado.

8. A scanner darkly (2006)
Es una película escrita y dirigida por Richard Linklater que cuenta con las actuaciones de Keanu Reeves, Winona Ryder, Woody Harrelson, Robert Downey Jr. y Rory Cochrane. Seguramente muchos la recordarán porque el filme fue realizado con la técnica del rotoscopiado, es decir se dibuja sobre las imágenes reales que fueron filmadas.

A scanner darkly es la novela número 32 de Philip K. Dick, publicada en 1977, y es una historia autobiográfica del escritor que se desarrolla en un lejano y distópico condado de Orange, California, en 1994. Se trata de un viaje por la cultura de las drogas, el abuso de las mismas y la experiencia con la “Sustancia M”, también conocida como la droga de la “Muerte Lenta”. Para muchos especialistas del género, este libro es considerado como la máxima declaración de K. Dick acerca del abuso de drogas, además de ser una verídica muestra de la cultura hippie y junkie de la época.

scanner

9. Next (2007)
Para esta adaptación al cine los guionistas y el director Lee Tamahori no fueron fieles al relato original, conocido como «The Golden Man» (El hombre dorado, publicado en 1954), sino que sólo tomaron un elemento clave: el poder de ver el futuro inmediato para modificarlo.

En el cuento, la historia tiene lugar en un mundo reconstruido tras una guerra nuclear; han pasado décadas, los mutantes (a consecuencia de la radiación), son perseguidos para ser exterminados, pero hay uno de ellos que es especial porque tiene el poder de conocer el futuro inmediato. El mensaje de esta historia radica en la teoría de que la evolución del hombre se centra no en un ser más inteligente, sino todo lo contrario.

En el filme la trama se concentra en Cris Johnson (Nicolas Cage), un mago que trabaja en un sórdido club de Las Vegas, que tiene la capacidad de ver su propio futuro, siempre y cuando sólo le afecte a él y no puede ver más allá de lo que ocurra en un lapso de 2 minutos. En sus ratos libres juega en los casinos para ganar un dinero extra, procurando ganar poco para no llamar la atención.

Johnson es identificado por una agente antiterrorista Callie Ferris (Julianne Moore), quien sospecha de sus habilidades, las cuáles serían de gran utilidad para ayudar al gobierno a localizar una bomba nuclear que amenaza la seguridad de Estados Unidos.

10. Radio free albemuth (2010)
Es una adaptación del cuento que lleva el mismo nombre (publicado en 1985, tres años después del fallecimiento de Philip K. Dick). Fue escrita, producida y dirigida por John Alan Simon. De todas las adaptaciones que se han hecho de cuentos y relatos de K. Dick, ésta es considerada, hasta hoy, la mejor lograda porque se apega fielmente a la historia original, la que por cierto contiene fuertes elementos relacionados a la vida de Philip K. Dick y al mismo tiempo hace mención a diversas de sus obras.

La historia se desarrolla en una distópica sociedad latina del año de 1985, bajo el control autoritario del presidente Fremont, y gira en torno a la vida de Nick Brady (Jonathan Scarfe), quien trabaja en una tienda de discos (recordemos que K. Dick trabajó como vendedor de discos antes de dedicarse por completo a la escritura) y vive modestamente con su esposa Rachel (Katheryn Winnick) y su hijo recién nacido. Tras experimentar un suceso que tiene que ver con un rayo que le es disparado en su cabeza, Nick comienza a tener visiones y asegura que existe una sociedad secreta, y que como él muchas personas reciben esos mensajes. A partir de ese momento, Nick sólo confiará en su esposa y su mejor amigo, el escritor de ciencia ficción Philip K. Dick (Shea Whigham), y nombra a la fuente de sus visiones SIVAINVI (Vasta Inteligencia Extranjero sistema vivo) tal y como le ocurrió en vida a K. Dick.

11. The adjustment bureau (2011)
Es una película escrita, dirigida y producida por George Nolfi, basada en el cuento «Adjustment Team» (1954). Se trata de una adaptación totalmente libre, la historia gira en torno a David Norris, encarnado por Matt Damon, un congresista neoyorquino que busca la presidencia de los Estados Unidos, quien previo a un discurso conoce a Elise Sellas (Emily Blunt) a quien le roba un beso; este breve encuentro le cambiará la vida porque será perseguido por los Agentes del Destino, quienes lo amenazan con borrarle la mente, pues su misión es evitar a toda costa un nuevo encuentro entre David y Elise porque el futuro de ambos podría alterar sus planes y el destino del país. Pese a los intentos de los Agentes, irónicamente el destino se encargará de reunir a la pareja.

the-adjustment-bureau680x1050-6

12. Total recall (2012)
Se trata de una nueva versión de El Vengador del futuro, esta vez dirigida por Len Wiseman y protagonizada por Colin Farrell, una adaptación libre del cuento «Podemos recordarlo por usted al por mayor», publicado en 1966.

Nuevamente la trama se centra en Douglas Quaid (Colin Farrell), un obrero cansado de su trabajo, quien decide visitar Rekall, una empresa de entretenimiento virtual que implanta recuerdos artificiales. Bob McClane (John Cho), un vendedor de Rekall, convence a Quaid para que se implante los recuerdos de un agente secreto, sin embargo, durante el proceso McClane descubre que ya tiene recuerdos reales de ser un agente encubierto, a partir de ese momento Quaid comenzarán a ser víctima de persecuciones por parte de agentes del gobierno y descubrirá poco a poco que la que creía su vida es una farsa.

recall

Series inspiradas en el genio de la ciencia ficción

Minority report (2015)
Se trata de la primera serie de televisión inspirada en una historia de Philip K. Dick, pero a raíz de la adaptación de la película. Fue dirigida por Max Borenstein y producida por Amblin Televisión, Paramount Television y 20th Century Fox Television. La serie sólo contó con una temporada de 10 episodios, de los 13 que se había planeado al inicio, y lamentablemente el pasado 13 de mayo Fox canceló oficialmente su producción. Al igual que en la adaptación al filme protagonizado por Tom Cruise, la historia se desarrolla en torno los Precog, quienes tienen la capacidad de predecir crímenes.

The man in the high castle (2015)
Es una serie de televisión producida por Amazon, que incursiona en la creación de productos propios. Es dirigida por uno de los actuales genios del cine, Ridley Scott, (recordemos que el también dirigió Blade Runner, hoy considerada una obra maestra), que como era de esperarse ha puesto todo su talento para manufacturar una serie de gran calidad.

Tras el lanzamiento del episodio piloto de la serie, en enero 2015, y la gran aceptación por parte del público, por fin llegó la tan esperada primera temporada, compuesta por 10 capítulos. Se trata de una historia que nos ubica en un escenario alternativo después de la Segunda Guerra Mundial, en el que las Potencias del Eje (Alemania y Japón) han ganado y se ha repartido territorio Norteamericano y gran parte del Mundo, lo que ocasiona que las tensiones entre las potencias crezcan y salgan a la luz muchos secretos.

Entre los personajes centrales encontramos a Juliana Crain, Frank Frink, Joe Blake, John Smith y Nobusuke Tagomi, quienes se encargan de poner en marcha el entramado de una historia que encierra una realidad alternativa que poco a poco irá siendo revelada por el “El hombre en el castillo”.

Al parecer el éxito de la serie no se ha hecho esperar, pues en noviembre pasado se anunció una segunda temporada, por lo que estamos a la espera del avance y fecha de estreno, pero también contamos los días para ver hecha realidad Electric Dreams: The World of Philip K. Dick, la nueva serie inspirada en el trabajo de Philip K. Dick.

highcastle

El futuro del vendedor de discos y sus mundos alterados

Si hay alguien que quisiera ver más historias de Philip K. Dick llevadas al cine y la televisión sin duda es su legión de lectores apasionados por el futuro y la ciencia ficción, a las que el escritor ha transportado a los límites de lo inimaginable. Sin duda, Philip K. Dick es el autor de ciencia ficción que más ha sido adaptado al cine; no en todos los casos de manera fiel a sus relatos, ni logrando el mejor de los éxitos, pero en definitiva uno de los más aclamados.

En la lista de posibles adaptaciones futuras se encuentran Ubik (1969), que de acuerdo con informes de la hija de Dick, Isa Dick Hackett, se encuentra en negociaciones avanzadas, y según IMDb, la película será dirigida por Michel Gondry. ¡Sí, podría ser un viaje alucinante!

Mientras que Disney busca hacer una adaptación animada de King of the Elves (El rey de los elfos). Originalmente estaba previsto que la película se estrenara en 2012, pero después de que los estudios del ratón Mickey pararan la producción se habló de cancelar el proyecto; ahora se sabe que podría ser en 2018 cuando llegue a las salas. Mientras llegan nuevas noticias les contamos que se trata de cuento fantástico sobre un hombre común que vive en el delta del río Mississíppi, que al ser nombrado el nuevo rey de un grupo de elfos lo llevarán a enfrentarse contra un trol y sortear diversos peligros.

Fluyan mis lágrimas, dijo el policía es una de las novelas de Philip K. Dick que seguro veremos pronto en pantalla grande, y es que mayo de 2009, The Halcyon Company, conocida por desarrollar la franquicia Terminator, anunció que después de Terminator: Salvation comenzaría a trabajar en esta adaptación.

SIVAINVI es una novela que posee un fuerte grado autobiográfico, con elementos de ciencia ficción, teología misticismo cristiano y conocimientos gnósticos, y por ello es una de las que más gustaría ver a los fans de Philip K. Dick, ya sea como película o sitcom. Esperamos que pronto alce la mano una productora para hacerlo realidad.