Opinión

«Cásate conmigo»: el extraño llamado del «progresismo»

Resulta extraño que el «progresismo» defienda el derecho de las personas a participar de instituciones y acuerdos simbólicos tan arcaicos como «el matrimonio», «la familia», y el aval del Estado. ¿Necesita una pareja homosexual de los mismos derechos que una pareja heterosexual? ¿Necesitan de los mismos derechos una madre soltera y un padre adoptivo?

Close
[wpgmza id="1"]
[contact-form-7 id="135" title="Contact form 1"]