Crónicas

Takami Nakamoto: El ruido, la furia y la sombra

Hay quien asegura que en el cine el guión tiene una importancia del 51% sobre el resultado final, por aquello de alcanzar una mayoría pero sin demeritar al resto de la producción. Con el japonés pasa algo similar, la luz ocupa ese mismo porcentaje a la hora de sus shows. La música importa, muchísimo, pero su espectáculo pende ligeramente más de lo visual.

Close
[wpgmza id="1"]
[contact-form-7 id="135" title="Contact form 1"]