Foals: no todo está perdido

Por Mixar López

Ilustración: Vector Morales

Foals parece haber recalibrado y girado a una nueva “sinergia creativa”, que culminó en algo bestial y convincente llamado Everything Not Saved Will Be Lost: Part 1. Desviándose del soso rumbo mostrado en su anterior producción, la banda ha dejado atrás ese sonido que cada vez más se convertía en una eufonía yonqui. Este cambio se ve mejor representado en la pista “In Degrees”.

El cuarteto de Oxford ha llegado realmente a su cima creativa con esta primera entrega de un proyecto dividido en dos partes, desde la autoproducción, que predice un futuro más experimental de la banda y donde todo está bajo amenaza de confrontación entre los integrantes.

Con todo el tiempo del mundo a su disposición (y sin escatimar gastos) Yannis Philippakis y compañía se encuentran bien parados. Se han embarcado en un largo y sinuoso viaje explorando un nuevo paisaje musical, mientras que simultáneamente, juntan elementos clave de cada uno, guiños a sus sonidos más representativos a lo largo de su catálogo, sin caer en el autoplagio. Su mismo estilo math-rock tiene una mezcla mejorada, una resonancia determinada por las guitarras punks y dancers, además de los ritmos art-rock que nadie les puede discutir. Toda esa mezcolanza es omnipresente en este disco, con algunos sintetizadores extensos recién incorporados para “White Onions”.

El contenido lírico de Yannis catapulta este disco mucho más allá de una mera antología de canciones, y en cambio lo lanza a algo inequívocamente experimental y vivencial, sumergiendo a sus escuchas en una proyección de tintes distópicos. Foals deja atrás los temas dóciles de amor en pos de una narrativa mucho más madura que trae a la luz una trama ominosa, subrayando el lamentable estado de las cosas en las que nos hemos encontrado (el digital juicio final). Yannis le habla a todos y cada uno de los individuos en la Tierra, acerca de varios puntos, aprovecha la innumerable ansiedad colectiva que va desde la neurosis personal hasta los temores (a gran escala) de una posible extinción.

Everything Not Saved Will Be Lost: Part 1 es una observación objetiva, un grito de ayuda (si se quiere), y un llamado a tomar las armas. Sin embargo, no todo es fatalidad, ansiedad, temor y tristeza, ya que hay un claro y subyacente aire de optimismo, que fluye sin problemas a través de los diez temas que lo integran, predominando en las hermosas combinaciones atmosféricas de “Surf Pt.1”, “Sunday” y “I’m Done with the World (& It’s Done with Me)”. Este registro (impecablemente ejecutado) provoca sentimientos de desequilibrio, al borde del olvido, pero con el reconfortante resplandor cálido de un amanecer al final de la fiesta, en la resaca y lo que crees que podría ser el final del mundo.

Escuche atentamente a los “entusiastas” de Foals, preste atención a estas advertencias, porque no todo está perdido, todavía podemos convivir como sociedad (si la vida nos regala otra oportunidad).

Close
[wpgmza id="1"]
[contact-form-7 id="135" title="Contact form 1"]